12 de octubre de 2017
Comentarios

La Justicia definirá en un juicio el caso Lucía Pérez

El juez Gabriel Bombini resolvió que las dudas que surgieron en la investigación se resuelvan en el debate oral y público contra Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel. La defensa había solicitado el sobreseimiento de todos los acusados.

El juez de Garantías, Gabriel Bombini, resolvió elevar a juicio la causa en la que se investiga la muerte de la adolescente Lucía Pérez a pesar de las dudas entorno a la acreditación de la violación seguida de muerte y de esa forma mantener la acusación realizada por la fiscalía sobre Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel.

Con respecto al grado de culpabilidad de Farías y Offidani en torno a la muerte de Lucía, el magistrado considera que “aparecen dudas en torno a la existencia de un abuso sexual con resultado muerte en concurso ideal con femicidio”, por lo que considera “conveniente” la apertura del debate.

“Más allá de las diferencias de mayor o menor probabilidad de un hipótesis de causal de muerte -por suministro de estupefacientes por sobre la violencia o abuso sexual-, tratándose de un hecho único se dispone la elevación a juicio para ventilar la totalidad de las hipótesis posibles en el debate oral”, expresa Bombini en la resolución para elevar la causa a juicio.

Con respecto a la situación de Maciel, que el juez que en su momento le había otorgado una morigeración en su detenición para que continuara bajo arresto en una institución médica para tratar su adicción a las drogas, Bombini considera que la imputación de “encubrimiento agravado” está directamente relacionada con el hecho principal, por lo tanto “las dudas antes referidas sobre aquel hecho condicionarán la suerte de su acusación de acuerdo con lo que ocurra en el debate”.

“Frente a las dudas que persisten, la acusación de Maciel también va a juicio y se mantiene la medida de morigeración otorgada oportunamente”, concluye el magistrado.

La decisión de Bombini podría ser recurrida por la defensora oficial, María Laura Solari, quien había solicitado el sobreseimiento de Farías, Offidani y Maciel.

La fiscal María Isabel Sánchez, en su pedido de elevación a juicio, había argumentado que Farías organizó el encuentro del 8 de octubre de 2016 con Lucía Pérez “con el fin de obtener un desahogo sexual”, mientras que Offidani, al saber el deseo de su amigo, colaboró para buscar a Lucía y llevarla a la casa de este. Lo que sucedió en la casa de Farías está parcialmente probado: Lucía consumió drogas junto a Farías provistas por él, mantuvo relaciones sexuales y murió a causa de un edema y congestión pulmonar por intoxicación.

En el caso de Maciel, la fiscal Sánchez sostuvo la hipótesis de que colaboró para lavar el cuerpo de la víctima -algo que no pudo ser probado por la Junta Médica de la Corte Suprema de Justicia bonaerense-. “Maciel, lejos de ser un mero espectador, contribuyó a alterar los rastros el evento dañoso”, expresó en el pedido de elevación a juicio.

Por su parte, la defensora María Laura Solari, había solicitado el sobreseimiento de los tres acusados. En sus argumentos planeteó que “no está acreditada la exteriorización material de los delitos de abuso sexual seguido de muerte, agravado por el suministro de estupefacientes, en concurso ideal con femicidio, encubrimiento agravado (y) abandono de persona”.

De esta manera, Matías Farías y Juan Pablo Offidani llegarán a juicio por “abuso sexual seguido de muerte agravado por el suministro de estupefacientes y femicidio” y Alejandro Maciel por “encubrimiento agravado”.

 

 


Lo más visto hoy

Subir