19 de junio de 2017
Comentarios

La municipalidad y Quilmes llegaron a un acuerdo y agradecieron el apoyo de terceros

Confirmaron que el "tricolor" podrá utilizar el Polideportivo Islas Malvinas para sus partidos como local ante San Lorenzo por las finales de Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol.

Autoridades municipales con el intendente Carlos Arroyo a la cabeza y dirigentes de Quilmes durante la conferencia realizada este lunes.

Después de los “cruces” de la semana pasada entre las autoridades municipales y los dirigentes de Quilmes, finalmente se llegó a un acuerdo para que el equipo de Javier Bianchelli pueda utilizar el estadio Polideportivo Islas Malvinas en la serie que hoy comenzará ante San Lorenzo por la final de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol.

Horas después de la enorme victoria ante Ferro en Caballito, los dirigentes quilmeños fueron informados desde el Emder que el Polideportivo no iba a estar disponible para las fechas del siguiente play off con San Lorenzo porque había sido reservado para la realización de un Campeonato Sudamericano de patín artístico.

Allí comenzaron a aparecer los dedos acusadores desde ambos lados. Y hasta se barajó la chance de que Quilmes tuviese que mudar su localía a Mar Chiquita ante la imposibilidad de utilizar el Polideportivo. Pero luego de los primeros “chispazos” las partes comenzaron a reunirse para intentar encontrar una salida al entuerto.

Y con la voluntad de todas las partes se llegó a una solución.

Este lunes al mediodía, se oficializó el “acuerdo” en una conferencia de prensa de la que tomó parte el intendente municipal Carlos Arroyo. También se sentaron a la mesa, Alejandro Vicente y Guillermo Volponi por el estado municipal y el presidente Alejandro Zabala y Guerrero por el club Quilmes.

Durante el encuentro con la prensa, los protagonistas agradecieron la buena predisposición de San Lorenzo, de la AdC, de la Confederación Argentina de Patín, del club Once Unidos que ofreció su cancha y también de Peñarol que ofreció el microestadio Domingo Robles para que los equipos pudieran entrenar ahí.

En definitiva, se limaron asperezas, primó la cordura y se llegó a un acuerdo entre las partes para que la serie final de la Conferencia Sur entre Quilmes y San Lorenzo se juegue en el escenario en el que se tiene que jugar en Mar del Plata: el Polideportivo Municipal Islas Malvinas.

De todos modos, el día previo al tercer partido los equipos harán su entrenamiento en el gimnasio de Once Unidos, habida cuenta que por entonces todavía se estarán haciendo los últimos arreglos en el Polideportivo tras el uso para el Sudamericano de Patín. Inclusive se especula con que el partido comenzaría a las 22, para tener mayor tiempo en el acondicionamiento del estadio.

Así las cosas, la serie que comenzará esta noche en Buenos Aires y cuyo segundo partido se jugará el miércoles también con San Lorenzo como local, seguirá en Mar del Plata el martes 27, con Quilmes recibiendo al último campeón en el Polideportivo Islas Malvinas.

De ser necesario un cuarto juego, el mismo se desarrollará el jueves 29 del corriente.

Subir