La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Cultura 3 de agosto de 2019

Colapsado, el Museo de Louvre exigirá la reserva previa para las visitas a partir de octubre

Visitantes le sacan fotos a la obra "Napoleón cruzando los Alpes", Jacques-Louis David. Foto: EFE / EPA / Mahmoud Khaled.

PARIS, Francia.- Ante la gran cantidad de turistas que recibe y a fin de primar la calidad de las visitas, el Museo de Louvre de París advirtió en su sitio web que “solo la reserva por internet con un día y hora de visita específica asegura la entrada al museo” y precisó que “esto se volverá obligatorio a partir de octubre”.

“Hemos llegado al máximo de afluencia estos días y hemos restringido las visitas para garantizar una buena experiencia para los visitantes”, indicaron a EFE responsables del museo.

A mediados de julio, “La Gioconda”, cuadro que moviliza el 80% de las visitas al museo, cambió de sala y de piso debido a la renovación de la sala de los Estados, en la que descansa normalmente la obra maestra de Leonardo Da Vinci.

Aunque esta mudanza hacia un ala no tan adaptada a las multitudes provoca atascos en los pasillos y las escaleras del museo, desde el Louvre insisten en que no influyó en el colapso de las visitas.

La encargada de comunicación del museo, Jeanne Scanvic, explicó a la agencia EFE que, además del aumento de visitas por la temporada estival, el cierre de Notre Dame tras el incendio registrado el pasado 15 de abril, el 500 aniversario de la muerte de Da Vinci y la fuerte ola de calor que azotó París la semana pasada multiplicaron el flujo de turistas hacia el museo.

“Cuando decimos que el museo está lleno no significa que sus 400 salas estén saturadas, sino que las condiciones de seguridad no podrían asegurarse si dejáramos entrar a más gente”, aclaró Scanvic.

La masificación ya provocó el pasado 27 de mayo el cierre del museo por una huelga de trabajadores en protesta por la falta de personal para afrontar la cada vez mayor afluencia de visitantes.

Entre 2017 y 2018 las visitas subieron un 25% hasta alcanzar el récord de 10,2 millones.

“Uno de cada tres billetes se compra por internet y es una cifra en constante aumento, es la única condición que garantiza la entrada al museo”, reiteró Scanvic.