La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 12 de junio de 2019

“En Mar del Plata la mafia china no existe”

Lo dijo Paula Urciuoli, representante legal de Supermercados Chinos.

En 2011, supermercadistas chinos reclamaron por mayor seguridad en Tribunales.

Una amenaza a un supermercadista chino escrita en una hoja blanca en chino mandarín, que envolvía una bala, pudo haber significado mucho más que una amenaza. Pudo haber significado la vuelta de la mafia china en Mar del Plata y que la sangre de comerciantes orientales volviera a correr por entre las góndolas de sus supermercados, tal como pasó en 2011.

Durante el segundo semestre de 2011, unos 80 supermercadistas chinos se vieron amenazados por una mafia para que entregaran miles de dólares a cambio de una supuesta protección. Esos episodios tuvieron su desenlace fatal el domingo 9 de octubre, cuando He Xin Chao fue asesinado en el interior del supermercado “Pekín”, ubicado en Jara 3251.

“En un principio cabía la posibilidad de que se tratara de una amenaza vinculada a la mafia china, como pasó en el pasado”, expresó la representante legal de los Supermercados Chinos, Paula Urciuoli y agregó que también podía ser “una persona que copiaba esas formas extorsivas, como finalmente parece que sucedió”.

“El soporte del papel, la amenaza, la carta”, expresó Urciuoli e inmediatamente aclaró que en esta ocasión “la comunidad de supermercadistas chinos se movió rápidamente y, junto a la Justicia, se pudo resolver antes de la fecha límite para que la víctima entregara el dinero”.

“En Mar del Plata no existe la mafia china”, aseguró la abogada y remarcó: “En 2011 la comunidad china se unió, alzó la voz ante la Justicia. tuvo tuvo intervención la embajada China, enviaron personal policial de China para que el idioma no fuera un problema y se resolvió la situación”.

Para Urciuoli, Ye Lummei, el comerciante chino que extorsionó a otro con un mensaje mafioso, es una “buena persona, sin antecedentes, que tomó una mala decisión motivado por una desesperante situación económica”. “