La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 24 de mayo de 2018

El misterioso destino de las camisetas que usó Francia en el Mundial ’78

De las catorce prendas, solo una está actualmente en el museo de FIFA. Las otras son tesoros perdidos.

La "5" de Kimberley que usó el francés Francois Bracci junto a la naranja del holandés Ruud Krol y la albiceleste de Américo Rubén Gallego. Piezas del Mundial '78 en el museo de FIFA.

Por Juan Miguel Alvarez

Las camisetas de Kimberley que utilizó Francia en el Mundial 1978 son tesoros perdidos. Recién hace un par de años se recuperó una, que pasó a un sitio que visitan diariamente los amantes del fútbol: el museo de la FIFA en Zurich, Suiza. ¿Donde están las otras trece prendas?

“Se las regalaron a los franceses”, fue una de las leyendas desde entonces a este tiempo. Sin embargo, hay pruebas que indican que los catorce juegos (con números del 2 al 11 y del 13 al 16) regresaron al club marplatense. “En ese entonces la situación económica no era como para entregarlas y comprar otras”, deslizó Héctor “Filo” Nocelli, actual presidente de Kimberley, quien en 1978 ya colaboraba con la institución más allá de su vínculo sentimental.

“No tengo certeza de lo que se hizo con ellas. Lo que puedo asegurar es que volvieron a la sede. Recuerdo el momento en el que las trajeron al club para lavarlas después del partido. Yo saqué una al azar toda transpirada para verla y justo era la ‘8’ del famoso Marius Trésor (ndr: nombrado por Pelé en 2004 como uno de los 100 mejores jugadores de la historia)”, relató Gustavo Mateo, otro hombre que conoce cada rincón del club como el patio de su casa.

Claro que nadie en el círculo kimberleño tiene claro cuál fue el destino de esas camisetas que hoy serían consideradas verdaderas reliquias. “En ese momento, cuarenta años atrás, no se tomó dimensión de la trascendencia que tenía el hecho”, admitió el ex mandatario Jorge Falcone. “Nos sentíamos orgullosos, pero quedó en eso. Después jugamos el campeonato local y se fueron perdiendo”, agregó Nocelli. La teoría más aceptada en la calle Independencia es que se siguieron usando hasta desaparecer.

Sin embargo, ningún jugador de aquella época contactado por este medio (Miguel Benítez, Blas Goyena, Luis José Fortunato, Horacio Espatolero) tiene una similar en su armario.

De hecho, veinte días después de aquel Francia-Hungría comenzó la Liga Marplatense 1978. En la jornada del debut Kimberley ganó los puntos por no presentación de Defensores del Puerto (fusión entre Aldosivi, Talleres y Banfield). A la semana siguiente, goleó 6-2 a Quilmes. Ese día vistió una camiseta con mangas cortas, números blancos y el escudo de Kimberley. Muy distinta a la que utilizó Francia: con mangas largas, números negros y sin escudo.

Nadie en el círculo kimberleño tiene claro cuál fue el destino de esas camisetas que hoy serían consideradas verdaderas reliquias

El equipo entonces dirigido por Roberto José “Turco” Saba se consagró campeón en octubre, tras un recordado partido ante Alvarado (3-3) un miércoles a la noche. Los hinchas ingresaron al campo y despojaron a los jugadores de sus camisetas, que tampoco eran las mundialistas.

En diciembre Kimberley estrenó otro juego para un amistoso contra la Selección Juvenil Argentina dirigida por César Luis Menotti (que al año siguiente se consagró campeona del mundo en Japón), sin la presencia del lesionado Maradona. Pero esas eran de color totalmente blanco, con el escudo. ¿Entonces las usaron sólo para entrenar? Puede ser.

Trésor, con la 8 de Kimberley, gana en lo alto. El defensor era entonces uno de los jugadores más reconocidos en el mundo. Foto archivo LA CAPITAL.

Trésor, con la 8 de Kimberley, gana en lo alto. El defensor era entonces uno de los jugadores más reconocidos en el mundo. Foto archivo LA CAPITAL.

Carlos Stufano, hombre importante para echar luz sobre esta historia, recibió una de manos del utilero Agustín Vallejo después del partido.

“Manzanita”, como es conocido, trabajaba entonces junto a su padre en el kiosco de diarios ubicado sobre Independencia y Alvarado, a pocos metros de la sede del club. Su fanatismo lo llevó a coleccionar camisetas de Kimberley desde 1969. Entre las cuarenta que fue juntando a través del tiempo, una fue precisamente la del Mundial 1978. “Vivía prácticamente en el club. Estaba más ahí que en mi casa. Y para ese año era miembro de la Subcomisión de fiestas. Lo que recuerdo es que me dio la camiseta Vallejo. Como la recibí la dejé en un cajón de mi casa. Jamás la usé”, reveló.

“Yo le daba el mismo valor que al resto de las camisetas. La más importante para mí fue la primera que guardé, la de (Vicente Héctor) ‘Pancho’ Lombardo, tras el campeonato de 1969. Hace unos años ‘Filo’ Nocelli me comentó que FIFA buscaba una del partido del Mundial y por eso la doné”, comentó.

La número “5” que guardó Stufano fue utilizada el 10 de junio de 1978 por Francois Bracci. Y desde febrero de 2016 forma parte del museo que inauguró la FIFA en Zurich. La verde y blanca acompaña a otras dos prendas codiciadas de la Copa del Mundo 1978: la albiceleste de Américo Rubén Gallego y la naranja del holandés Ruud Krol.

Agustín Vallejo, el utilero que llevó las camisetas a la cancha y después las regresó al club, falleció en 2001. Su hija Lilian, contactada por este medio, expresó haber guardado una durante mucho tiempo. “Se perdió en una mudanza”, admitió. “Tenía la firma de Platini”, agregó la mujer que ese 10 de junio acompañó a su padre al estadio para ver Francia-Hungría. Margarita Iglesias, esposa de Vallejo, también recuerda haberlas tenido en sus manos, ya que muchas veces se ocupó de lavarlas.

Pero actualmente no hay rastros de ellas. Pueden estar todavía en uso, en alguna cancha de “papi”. O, con mayor probabilidad, en el fondo de un placard. Sus dueños quizá ni saben que fueron usadas por Platini, Trésor, Bossis o Rocheteau. Son verdaderos tesoros perdidos.

@jmalvarezmdq

* Para leer la historia del día en que Francia jugó con la camiseta de Kimberley ingresar en la siguiente nota:

El día que Kimberley le “salvó la ropa” a Francia