6 de diciembre de 2018
Comentarios

Finalizó la obra de dragado que dejó al puerto en condiciones operativas

La inversión fue de más de 1,8 millones de dólares y dejó al puerto condiciones adecuadas para el ingreso y egreso de buques de gran porte

Finalizó la segunda etapa de la obra de dragado del puerto de Mar del Plata que implicó la remoción de unos 37.0000 m3 de sedimentos, una inversión de más de 1,8 millones de dólares y dejó condiciones operativas adecuadas para el ingreso y egreso de buques de gran porte tanto en horario diurno como nocturno.
“El diseño de obra se hizo en función del perfil de embarcaciones que operan en esta terminal y en todas las áreas, tanto canales de acceso como espejo de agua interior y pie de muelle donde se lograron profundidades necesarias para una navegabilidad segura durante las 24 horas”, explicó Martín Merlini, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata.

Los trabajos estuvieron a cargo de la empresa española Canlemar SL, ganadora de la licitación nacional e internacional en la que la mejor oferta se hizo cargo de las dos etapas previstas para esta obra. La primera se había concluido hace poco más de un año, también con el despliegue de la draga Omvac 10, oportunidad en la que se retiraron más de 677000 metros cúbicos de arena.

Merlini resaltó que este es un objetivo cumplido con el apoyo del ministro de la Producción, Javier Tizado, y atendiendo lineamientos planteados por la gobernadora María Eugenia Vidal con la premisa de “volver autosustentable al puerto de Mar del Plata” que, después de mucho tiempo, puede completar una obra de dragado con recursos genuinos.

El punto de partida fue el 12 de julio último para una labor que se extendió hasta el pasado 18 de noviembre. El plan original establecía un plazo de 90 días corridos, pero condiciones hidrometeorológicas adversas y otras circunstancias justificaron la prórroga para completar la intervención en las áreas donde la terminal requería mayores profundidades.

Merlini destacó que se dragó en las secciones 8va y 9na, habitual punto de amarre de los grandes buques que transportan contenedores con mercaderías. También se intervino la zona de giro, las adyacencias de la posta de inflamables ubicada en la Escollera Sur y los canales interior y exterior.

El contrato se consideró cumplido en casi el 96% con batimetrías que confirmaron resultados satisfactorios en todas las zonas requeridas. “El puerto quedó en condiciones operativas óptimas, certificadas por los propios prácticos de esta terminal que son quienes ingresan los buques de gran porte y establecen los criterios adecuados”, indicó el presidente del Consorcio.

Confirmó que los prácticos también dieron el aval para establecer navegación diurna y nocturna a partir de condiciones logradas que dieron respuestas a las exigencias operativas de las embarcaciones que ingresan de manera periódica a esta terminal marítima, con eslora de poco más de 185 metros y 8,5 de calado.

Desde el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata se destaca que las condiciones logradas en estas dos etapas de dragado son suficientes para mantener activas y operables las vías navegables de esta terminal por lo menos hasta mediados de 2020.

Subir