La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 6 de mayo de 2019

La cantidad de pasajeros que llega al aeropuerto local aumentó 346% en los últimos diez años

Según la ANAC, mientras en 2008 unas 50.000 personas llegaron a la ciudad vía avión, en 2018 el mismo número alcanzó los 222.685 pasajeros. Para el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, Mar del Plata no quedó afuera de la "revolución de los aviones" de los últimos tres años.

El año pasado, el 2,7% de los arribos anuales fue por avión, mientras que el 1,9% fue en tren, el 15,6% en colectivo y el 79,9% en auto.

Al referirse a Mar del Plata, la mejora en la conectividad aérea es uno de los aspectos que más celebra el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. El incremento en los vuelos es, también, un as que integrantes de la gestión del intendente Carlos Arroyo suelen sacar de la manga a la hora de enumerar logros alcanzados durante su administración.

Es que los números que maneja el Ente Municipal de Turismo (Emtur) muestran un panorama más que positivo para la ciudad en términos de conexiones estratégicas con el resto del país y dan cuenta de un significativo incremento del tránsito en el Aeropuerto Internacional Astor Piazzolla: mientras en 2008 unas 50.000 personas arribaron a la ciudad vía avión, en 2018 el mismo número aumentó un 346%, alcanzando los 222.685 pasajeros anuales. Si se tiene en cuenta el total de pasajeros que pasaron por el aeropuerto, el número asciende a 453.000, según detalló el mismísimo ministro Dietrich, en una nota con la prensa local.

El incremento de personas que eligen llegar a la ciudad por aire también se refleja en los registros generales: el año pasado, el 2,7% de los arribos anuales fue por avión, mientras que el 1,9% fue en tren, el 15,6% en colectivo y el 79,9% en auto, según se desprende de la base de información que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) brindó al área coordinada por la presidenta del Ente, Gabriela Magnoler.

Hasta el momento, los últimos datos conocidos en referencia al transporte elegido para llegar a destino eran los difundidos por la Red Mar del Plata Entre Todos, en el que señalaban que, durante la temporada de 2017 -época en la que naturalmente la cantidad de vuelos aumenta considerablemente en relación al resto del año-, los arribos por avión habían trepado a un pico histórico, tras una paulatina tendencia creciente que se venía percibiendo desde 2011: de los arribos totales, un 1,21% habían sido vía aérea. Dicho registro también ubicaba al colectivo con un 16,48% y al auto con un 82,31%. El tren aún no estaba en funcionamiento.

La revolución de los aviones

“Luego de años sin inversión, hay en Mar del Plata una revolución de los aviones”, destacó el ministro Dietrich en su última visita a la ciudad, en la que también brindó detalles de los avances en las obras de infraestructura que el Gobierno nacional está realizando en el aeropuerto.

Además de destacar los beneficios que traerían las nuevas inversiones (mayor comodidad y modernización del lugar), el titular de la cartera nacional de Transporte aseguró que, en los últimos 3 años, “el sector aéreo creció exponencialmente en todo el país”, y Mar del Plata “no escapaba a esa realidad”.

“Hacía falta acompañar ese crecimiento con nueva infraestructura”, consideró, y remarcó que el aumento en la cantidad de vuelos en los últimos años, le permitió a Mar del Plata “dejar de ser un destino puramente estacional para tener un flujo estable todo el año”.

GRAFICO AEROPUERTO

El interés en utilizar el transporte aéreo se vio favorecido por la llegada de nuevas líneas aéreas, nuevas tarifas, frecuencias y rutas, que permitieron evitar en muchas ocasiones la escala obligada al Aeroparque de Buenos Aires, una parada que ocasionaba demoras para llegar a destino e impactaba en el bolsillo de los pasajeros.

El aeropuerto local pasó de sólo operar con Aerolíneas Argentinas-Austral (y Sol, la línea que presentó la quiebra en 2016 y se retiró del mercado) a trabajar también con Andes (en temporada alta) y Avianca, la única de las cuatro empresas consideradas “low cost” que habían solicitado sumar a Mar del Plata a sus rutas a partir de 2017 y efectivamente se incorporaron a la oferta local.

Así, la cantidad de vuelos comerciales con “bajada” en la ciudad pasó de 1.242 en 2016 a 3.237 en 2018. En relación a 2017, que operaron 1.740 vuelos, la suba fue del 86%.

Tránsito también en invierno

La incorporación de nuevas frecuencias y rutas a partir de 2018 no se percibió únicamente en verano, periodo en el que la ciudad recibe su pico de turistas. Gracias al mantenimiento de horarios y rutas de AA y Avianca, durante la temporada baja el tráfico aéreo registró niveles históricos.

Mientras en 2017 el promedio de personas que se transportó en avión durante los meses de marzo y noviembre a penas superó los 8.700 pasajeros, el año pasado ese mismo número fue de 15.730. El incremento también se percibió en el mes de mayor movimiento en el tráfico local: enero. El año pasado, durante esos 30 días, se registró un total de 33.687 pasajeros, unas 10.361 personas más que el mismo periodo en 2017.

En cuanto a la cantidad de vuelos por mes, la comparación interanual mostró que en algunos meses de temporada baja la oferta llegó a duplicarse. Así, por ejemplo, en marzo de 2017 se registraron 113 vuelos contra los 293 de 2018. En abril ocurrió algo similar: 120 vuelos en 2017 y 254 en 2018.

La marcada diferencia 2017-2018 se mantuvo el resto de los meses: 228-387, en enero; 199-337, en febrero; 117-244, en mayo; 109-217, en junio; 126-237, en julio; 124-252, en agosto; 117-227, en septiembre; 128-254, en octubre; 130-242, en noviembre; y 229-293, en diciembre.

Nuevas rutas, más conectividad

A partir de 2018, Andes y Avianca comenzaron a operar en la ciudad catapultando el nivel del tráfico aéreo a niveles hasta el momento desconocidos para el aeropuerto marplatense.

Según el informe de transporte aéreo de 2018, con el 71,4% del total de pasajeros, la línea de bandera fue la que concentró el mayor porcentaje de la escena local el año pasado. En segundo lugar quedó Avianca con el 26%, y último Andes con el 2,6%.

La diferencia era de esperarse si se tiene en cuenta que Aerolíneas Argentinas es la que más rutas y conexiones habilitadas tiene. Las destinos ofrecidos durante 2018 fueron: Aeroparque, Ezeiza, Bahía Blanca, Córdoba, Tucumán, Mendoza, Rosario; y con conexión: Trelew, Comodoro Rivadavia y Ushuaia.

Andes, en tanto, sólo operó en temporada de verano ofreciendo la ruta a Aeroparque, mientras que Avianca también ofreció como destino directo Aeroparque, pero con conexiones a Santa Fe y Rosario.

INFO AEROPUERTO

Así, el año pasado, Aerolíneas Argentinas – Austral transportó, sólo en su ruta Aeroparque-MDQ, un total de 98.682 pasajeros, y tuvo un promedio de ocupación en los aviones del 85,8%. Andes, en tanto, registró por el mismo trayecto un total de 5.864 pasajeros y un porcentaje promedio de ocupación del 82,5%. Por su parte, Avianca fue la segunda línea más elegida el año pasado para ir a Buenos Aires, con 57.549 pasajeros y operando con un porcentaje de ocupación promedio del 73,5%.

Además, de los 2.255 vuelos comerciales operados en la ciudad el año pasado hacia Aeroparque, 2.083 fueron de Aerolíneas Argentinas-Austral, 43 de Austral y los restantes 1.082 de Avianca.

INFO AERO 3

Las promesas que aún no se concretaron

La historia reciente de la conectividad local también tiene anuncios que no pudieron ser. El 13 de febrero de 2017 se conoció la noticia de que cuatro líneas aéreas “low cost” estaban interesadas en incorporar a Mar del Plata a sus rutas: éstas eran Flybondi, Avianca, American Jet y Alas del Sur. A su vez, desde la ANAC, se informó que, para obtener la aprobación del Gobierno nacional, las empresas debían “acreditar la capacidad técnica para volar”, es decir, los aviones con los que iban a operar y el plan de negocios, entre otras cuestiones. Sin embargo, pese a la fuerte expectativa que se generó entorno a esa llegada, cuatro meses después, sólo Avianca tuvo el visto bueno para aterrizar en el Astor Piazzolla.

Una situación similar tuvo como protagonista a la línea aérea LASA, que tenía pensado operar en la ciudad a partir del 17 de septiembre y conectar Mar del Plata con la Patagonia y el sur de Chile. Sin embargo, a fines de noviembre, se vio forzada a cancelar sus vuelos en todo el país “por la situación económica”.

A través de un comunicado, la línea aérea anunció la suspensión de todos sus vuelos para encarar un “proceso de reconfiguración” y la búsqueda de “socios estratégicos”. La decisión fue atribuida a “la situación económica actual del país”, “la devaluación” del peso, “la dolarización del combustible” y “la perforación de la banda mínima de tarifas, hacen un combo explosivo que lleva a nuestra Compañía a reconfigurarnos para continuar con las operaciones”.

De todas maneras, a fines de abril, el director de la aerolínea, Carlos Silenzi, aseguró al medio Ambito.com que la empresa “consiguió el apoyo de nuevos inversores extranjeros, reconfiguró su plan de negocios y ya se prepara para volver a volar”.

Además de garantizar que saldrán al mercado nuevamente con aviones nuevos y más grandes, el ejecutivo anunció que, una vez que vuelvan a reunirse con las autoridades del ANAC y obtengan el visto bueno, las operaciones se concentrarán en Mar del Plata-Bahía Blanca-Neuquén; en la ruta Neuquén-Bariloche-Calafate-Ushuaia, y en Neuquén-Comodoro Rivadavia-Río Gallegos-Río Grande-Ushuaia.

Dietrich: “Hacía falta acompañar este crecimiento con nueva infraestructura”

Más de un millón de personas usaron vuelos de cabotaje durante abril en todo el país