CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 30 de mayo de 2022

Noches de frío intenso: asisten a más de 200 personas en situación de calle

Frente a la llegada de las bajas temperaturas, hogares para personas en situación de calle ven colmada su capacidad. Además, se reparten unas 120 viandas de comidas cada noche.

Personas en situación de calle.

La ciudad comenzó este lunes una semana para la que se pronostica una seguidilla de cinco días de frío intenso y ya en la noche de este domingo más 200 personas debieron recibir asistencia de parte de la municipalidad y la iglesia, confirmó el director de Cáritas Mar del Plata, Roberto Benzo.

“El Hogar Nazaret anoche estuvo con capacidad completa. Nosotros tenemos capacidad para 45 personas, hombres y mujeres”, comentó Benzo en diálogo con LA CAPITAL, sobre la situación registrada anoche en el espacio dependiente de Cáritas, ubicado en la calle Balcarce al 5000.

Asimismo, recordó que en la “Noche de la Caridad, participan doce parroquias de Mar del Plata que se van turnando para salir cada noche, desde el año 2001, y estaban repartiendo aproximadamente alrededor de 120 viandas”.

“Así, alrededor de 165 personas fueron asistidas por la iglesia católica, a las hay que sumarles las del Hogar Las Américas, de la municipalidad, que tiene capacidad para 50 personas. Así superamos las más de 200 personas asistidas”, agregó el referente de Cáritas a nivel local y sostuvo que este “es un número que más o menos permanece estable”.

Con respecto a la Noche de la Caridad, Benzo indicó que no solo asiste a personas en situación de calle, sino también a “personas que teniendo techo no tienen como poner un plato de comida en su mesa” y van a retirar la vianda.

Frente a este panorama, el director de Cáritas destacó que el Hogar de Nazaret, desde el año 2007, “abre sus puertas desde las 18 hasta las 8 y en esas horas las personas reciben tres comidas, la merienda, la cena y el desayuno, como así también la ducha, la ropa con todos los servicios de higiene y la cama caliente y segura”.

“Además, un equipo profesional se encarga de hacer un plan personalizado para cada uno de nuestros hermanos, para que junto con la asistencia también se pueda trabajar en la promoción humana de esas personas, con distintas estrategias que hacen que sean miles las historias de hermanos que han pasado y han podido salir de esta situación”, añadió con satisfacción.

En este sentido, indicó que “el límite” que tiene una persona en situación de calle para pasar la noche allí es que no puede ingresar “si tiene alguna intoxicación o si está bajo los efectos de la droga o el alcohol”.

“Con todo el dolor del alma no podemos admitirla, porque el bien mayor prevalece sobre el bien menor. Una persona en esas condiciones alteraría la convivencia de 45 hermanos nuestros”, explicó.

Además, señaló también que “cuando se ven personas que están en la calle, hay que tener en cuenta que hay una ley, que es la de Salud Mental, que le atribuye una preeminencia absoluta a la voluntad de la persona de ser trasladado o no a algún lugar”.

“Hay una excepción que la ley contempla y es que haya riesgo inminente para sí mismo o para terceros, sino no hay manera de poder torcer la voluntad de la persona”, dijo.

Preocupación

De cara al invierno, Benzo recordó que “cuando hay menos de cuatro grados, hay riesgo de vida para la persona”. “Nosotros en la ciudad de esas noches tenemos 50 o 60 por año”, precisó con cierta preocupación, remarcando que, más allá del frío intenso, “la calle definitivamente no es un lugar para vivir”.

En este marco valoró el operativo que se realizó durante la pandemia para hospedar a gente en situación de calle en hoteles, pero lamentó que este año, ante la reactivación del turismo, esa acción “tan buena no se pudo reproducir”.

Sin embargo, mencionó: “Tengo entendido que la municipalidad estaba o está buscando un lugar donde también dar una respuesta alternativa” para alojar a los más necesitados en invierno.

Por último, Benzo destacó que “en los últimos dos o tres años no ha habido un hermano nuestro que haya muerto de frío en situación de calle”. “Esperemos que este año Dios quiera podamos repetir esa situación tan deseable y tan grata”, concluyó.