La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 8 de octubre de 2019

Otra vez no cobraron los asesores del Concejo y hay tensión con el Ejecutivo

No fueron depositados los salarios de septiembre. El intendente argumenta que el cuerpo deliberativo está excedido en sus gastos. Concejales creen que no hay voluntad política para solucionar el conflicto.

A pesar de que el intendente Carlos Arroyo removió al polémico Hernán Mourelle de la Secretaría de Economía y Hacienda, las tensiones entre su gobierno y el Concejo Deliberante no desaparecieron: este mes, como el pasado, los asesores legislativos volvieron a no cobrar sus salarios en tiempo y forma.

El quinto día hábil para el cobro se cumplió este lunes. El argumento del gobierno de Arroyo es que el cuerpo deliberativo está excedido en sus gastos. Ocurre que, de acuerdo al presupuesto bonaerense, los Concejos Deliberantes deben retrotraer de 3 a 2% los gastos del presupuesto total de la administración municipal.

Las posturas parecen difíciles de conciliar: por un lado, los concejales creen que Arroyo no tiene voluntad de política de pagarles a los asesores legislativos, aun cuando ya les abonó a los ediles y al personal de planta de Concejo. Por el otro, autoridades municipales reclaman un gesto de los concejales para bajar la cantidad de cargos y, de esa manera, disminuir el gasto político.

“El Ejecutivo sostiene que se está superando el 2% establecido en la legislatura bonaerense, por lo que no quiere pagar”, dijo un concejal a LA CAPITAL. “Pero según nos explicaron recién se estaría superando el límite el mes que viene, no este”, agregó.

Según diversas fuentes del Concejo, para efectivizar el pago de este mes “al Ejecutivo solo le falta poco más de $ 1 millón, lo que para una administración cuyo presupuesto de de $ 11 mil millones es una cifra irrisoria”.

Como el mes pasado, el Ejecutivo envió una nota al Concejo alertando sobre el exceso del gasto. El temor, según se dejó trascender, es que si paga por encima de lo estipulado por la ley el Tribunal de Cuentas de la Provincia le podría aplicar una multa.

Ayer hubo un encuentro de jefes de bloque para tratar de encauzar el conflicto. Pero las soluciones se demoran. En el Concejo analizan un abanico de opciones. Una es que el Ejecutivo tome en cuenta el presupuesto de Obras Sanitarias para “estirar” el 2% estipulado para el Concejo. Otra es dejar en claro que el presupuesto municipal 2019 se aprobó a mitad de año, y que hasta entonces se utilizó prorrogado el de 2018, que establecía un límite de 3% para el Concejo. La intención es que el 2% recién se comience a tomar en cuenta desde el inicio del segundo semestre.

Lo concreto es que tarde o temprano el límite de gastos del Concejo superará lo permitido. Ante esa realidad, algunos concejales se muestran dispuestos a realizar un gesto tendiente a disminuir los gastos. Pero otros se muestran reacios. “Acá estamos ante un capricho del Ejecutivo”, advierten.

Cuando el mes pasado el intendente echó a Mourelle, en el Concejo respiraron aliviados. Era una medida que los presidentes de bloque esperaban: coincidían en que el secretario había arrastrado a Arroyo a conflictos innecesarios, entre ellos con el Concejo.

La designación de Alfredo Osorio, un empleado de carrera del municipio, calmó las aguas. Los presidentes de bloque lo recibieron y notaron una gran diferencia en las formas. Pero eso no fue suficiente para que se terminara la tensión por los salarios. Y hay quienes no descartan que el asunto termine, como en de las bonificaciones docentes, en la Justicia.