La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 3 de diciembre de 2019

Quilmes logró el más sufrido de sus triunfos como local

Derrotó 99-86 como local en alargue a Atenas de Carmen de Patagones. A falta de cinco minutos para el final lo tenía casi perdido.

Foto Diego Berrutti.

Por Sebastián Arana

Lo sacó de la galera Quilmes a su último triunfo como local de la primera fase de la Liga Argentina de Básquetbol. Con un acierto táctico de última, una aparición salvadora de Álvaro Merlo en la recta final y la erosión por faltas del rival, derrotó 99-86 a Atenas de Carmen de Patagones en tiempo suplementario.

El último lugar del equipo del “Negro” Romano en la tabla de posiciones de la Conferencia Sur es engañoso. Ya había derrotado con claridad a Quilmes una semana atrás. Anoche lo superó en varios pasajes.

Claro que el equipo “tricolor”, una vez más, no contó con Alejandro Reinick, resguardado para el comienzo de la segunda fase. Sin embargo, los problemas defensivos que volvió a evidenciar no fueron todos consecuencia de la ausencia del pivote, aunque sí algunos.

En el primer cuarto, por caso, después de un inicio esplendoroso de Pelorosso, Atenas emparejó y pasó al frente con un básquet veloz y vistoso, con mucho protagonismo de su media cancha, en especial de Corzo, quien anotó once puntos en el primer cuarto con efectividad perfecta. Quilmes, condenado por la fragilidad defensiva de sus perimetrales, quedó desde los minutos finales del primer cuarto condenado a correr de atrás.

Corzo no gravitó tanto en el segundo parcial y el equipo local insinuó una reacción alimentando más seguido a Merchant. Pero esa sensación fue efímera. Los efectivos movimientos cerca del canasto de Valentine sí hicieron extrañar a Reinick y Atenas se fue 43-37 al entretiempo.

El conjunto “maragato”, en el tercer parcial, siempre liderado por la capacidad ofensiva de Corzo, manejó ventajas de entre seis y ocho puntos. Quilmes, sin gol exterior, se sostenía con Merchant y la levantada de Maciel. No alcanzaba para meterle mucha presión a un rival que lucía seguro. La entrada de Skidelsy en el final del cuarto, no obstante, cambió la ecuación. Y dos triples del chaqueño acercaron mucho a los locales (61-64) a la hora de ingresar al cuarto final.

La levantada, sin embargo, no se sostuvo. El debutante Lorio aportó varios puntos consecutivos y la visita sacó una luz de diez puntos. Entonces Gelpi optó por sacar un interno, ir a una formación más baja y a una defensa zonal.

Hacia el final del partido contra esa la visita se confundió y, además, perdió a sus extranjeros Valentine y Lodge por faltas. Merlo se cargó el equipo al hombro y Maciel, cuándo no, igualo en 80 a falta de 38”. Como si fuera poco, el equipo local recuperó la pelota y tuvo el cierre. Pero De la Fuente eligió tirar un triple de ocho metros y medio en lugar de ir a buscar una falta y hubo alargue.

Entonces Quilmes jugó tres bolas seguidas adentro, como debió haber hecho antes, sacó una luz de 87-80, se tranquilizó y terminando cerrando bien su triunfo más difícil en casa.

Síntesis

Quilmes (99): A. Merlo 16, R. Pelorosso 19, G. Eseverri 5, M. Maciel 14 y J. Merchant 18 (x)(FI); D. Skidelsky 11 y J. E. De la Fuente 16. DT: Manuel Gelpi.

Atenas (Patagones) (86): M. Percaz 11, E. Agostino 13, M. Corzo 27, G. Valentine 18 (x) y M. Lodge 2 (FI); G. Kalalo 0, M. Boccatonda 4, G. Lorio 9, M. Navarro 0, T. Cocha 0 y C. Lavoratornuovo 0. DT: Carlos Romano.

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.
Arbitros: Pablo Estévez-Fernando Sampietro-Florencia Benzer.
Parciales: 21-27, 37-43, 61-64 y 80-80