La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Zona 27 de agosto de 2019

Se estancaron las operaciones inmobiliarias luego de la estampida del dólar

En Balcarce compradores y vendedores prefieren esperar. La cotización de la moneda estadounidense y las propiedades sobrevaluadas frenan las operaciones.

BALCARCE (Corresponsal).- Los martilleros balcarceños mantienen reuniones periódicas con vistas a tratar de seguir ciertos parámetros que den alguna previsibilidad ante la volatilidad cambiaria y el parate en las transacciones del sector inmobiliario.

El martillero Mariano Domínguez consideró que la situación está “revolucionada” y más en el mercado inmobiliario que históricamente permanece dolarizado. “Luego de la devaluación existe un momento de turbulencia”, consideró.

El ex delegado del Colegio de Martilleros reconoció que ante la depreciación del peso en cuanto al tipo de cambio la gente queda cada vez más lejos de poder acceder a una vivienda. A su vez indicó que ciertos créditos hipotecarios que impulsaba el Banco Nación que podrían ayudar a revertir esta situación con la tremenda devaluación quedaron al margen de toda posibilidad de ser tomados.

“Durante una reunión coincidimos con los colegas que el problema no es el tipo de cambio o que el dólar este a 58 ó 60 pesos. El problema es la volatilidad cambiaria permanente. Esta incertidumbre para todo aquel que está por vender o comprar hace que no haga la operación y decida esperar hasta que todo se acomode”, reflexionó.

Desde el mercado inmobiliario esperan que el gobierno pueda lograr una estabilidad cambiaria que perdure por lo menos de seis meses a un año y se mantengan ciertas reglas. En ese marco, consideró que “los martilleros debemos ser prudentes a la hora de cotizar una propiedad. Si la propiedad está bien valuada es viable hacer operaciones”.

En ese sentido, recordó que “de hecho había algún síntoma de reactivación cuando tuvimos algún tipo de estabilidad con un dólar a alrededor de 45 pesos. Ahí vimos que había una serie de consultas y algunas operaciones se alcanzaron a cerrar”.

Sin embargo, el efecto de las Paso en el sistema bursátil trajo consecuencias paupérrimas para el sector. “Imagínense que un jueves o viernes previo a  las Paso estábamos por cerrar alguna operación.  El viernes uno multiplicaba la tasación en dólares por el valor y me daba unos 3,8 millones de pesos. El lunes la cuenta pasó a 4,8 millones de pesos. Entonces nos preguntamos:  ¿puede ser que en 48 horas una propiedad aumente un millón de pesos?”.

Asimismo, interpretó que “otra arista es que tenemos propiedades sobrevaluadas y con el aumento del dólar se hicieron casi imposibles de vender. Creemos que muchas propiedades van a tener que reacomodarse respecto a sus valores. Históricamente, si la propiedad está bien tasada va a mantener su precio en dólares”.