CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 23 de junio de 2021

Alvarado es asintomático: ganó, sigue de racha y sube en la tabla

Pese a las bajas por Covid-19, se impuso con justicia a Mitre de Santiago del Estero. Las ausencias no modificaron su funcionamiento. La muy buena actuación colectiva se rubricó en la red gracias a Felipe Cadenazzi, autor de un triplete. Gran partido de Jaurena.

Por Juan Miguel Alvarez

Alvarado es asintomático. El impacto por los contagios de coronavirus tampoco alteró su rendimiento y logró una victoria contundente, merecida y que se disfruta más en un contexto de adversidad. Con otra muy buena producción, el equipo marplatense superó sin objeción 3-1 a Mitre de Santiago del Estero y trepó hasta el octavo puesto de Zona A en la Primera Nacional de fútbol.

Funcionamiento colectivo. Ese es su secreto. Tiene una idea clara. Y desde hace un tiempo a esta parte, la deja plasmada en el campo, juegue quién juegue y con distintos dispositivos tácticos.

Este miércoles, muy justo de material, debió apelar a un 3-1-4-2. Con el joven Santiago González de titular. Con Ezequiel Vidal dispuesto a hacer un recorrido mayor. Con un Julián Vitale que le dio equilibrio. Con un Jaurena que brilla cada vez más. Con un Cadenazzi que está de racha, facturó por triplicado y lleva cinco goles en dos partidos.

Alvarado tardó unos 10 minutos en acomodarse en el campo. Algo natural por las variantes a último momento. Pero una vez que se afirmó, su rendimiento creció exponencialmente.

Defensivamente estuvo sobrio. Por el orden del conjunto, el sacrificio de los volantes externos, los anticipos de los “stoppers” -sobre todo un cumplidor Irazoque- y la serenidad que transmitió Franco Ledesma.

Julián Vitale fue “un relojito”. Clave para tapar agujeros y de salida precisa a uno o dos toques.
En el momento de mayor congestionamiento en el mediocampo, la inteligencia de Jaurena le abrió el camino. El volante creativo encontró los espacios, con y sin pelota. Interpretó bien los momentos para hacer diagonales hacia la izquierda, donde recibió varias veces con ventaja. Y, cuando tuvo la pelota en los pies, fue el que mejor destino le dio.

A los 25′, el pibe que hasta no hace mucho jugaba en la Primera local vio un pase de esos que pocos imaginan. Y lo ejecutó con la dirección y fuerza exacta para la diagonal de Cadenazzi -cruzó por la espalda de Moises-, quien eludió al arquero y tocó a la red.

Alvarado terminó mejor que el rival el primer tiempo y en el complemento fue amo y señor del partido.
En parte, porque ganó en tranquilidad con un tanto tempranero. Al minuto, un centro de Vidal se cerró, Bonnín quedó pasado y tiró el manotazo y le sirvió la pelota a Cadenazzi, quien la empujó sin oposición.

Alvarado mantuvo la intensidad para la recuperación, se agrupó bien para cerrar espacios y tuvo el campo rival más abierto con una defensa que le otorgó numerosas ventajas. Lo aprovechó con transiciones veloces y precisas. Por eso, sobre los 20′, convirtió el tercero: enorme cambio de frente de Vitale, pase al medio de Vidal y aparición goleadora de Cadenazzi.

Si Alvarado marcaba algún gol más, no estaba mal. Sin embargo, Irazoque llegó tarde a la marca, cometió un penal evitable y descontó de penal Palacios Alvarenga.

La diferencia fue más corta, pero la victoria nunca estuvo en discusión. Pedro Fernández tapó a mano cambiada un remate lejano de Narese y cerró cualquier posibilidad de reacción de Mitre, que mostró poco y nada en Mar del Plata.

Alvarado tiene una identidad que va más allá de los nombres. Se le fue Ponce. Después Mantia. Tuvo varias bajas por lesiones: Matías Rodríguez, uno de los refuerzos más importantes, casi no jugó en el torneo. Cuando el equipo empezó a caminar, tuvo que frenar un mes por el Covid-19. Volvió y se contagió una de sus figuras: Marcos Astina. Y, si el plantel de por sí está justo, quedó muy diezmado con cuatro nuevos positivos a horas del partido contra los santiagueños.

Pero el equipo marplatense no acusa síntomas negativos. Sigue con lo que tiene. Y lo hace de la misma forma. Los más grandes ponen el pecho, los pibes muestran la cara y los resultados acompañan.

Síntesis

Alvarado (3): Pedro Fernández (6); Alsina (6), Franco Ledesma (6) y Agustín Irazoque (6); Julián Vitale (7); Santiago González (6), Leandro Navarro (6), Jaurena (8) y Ezequiel Vidal (7); Cadenazzi (9) y Valiente (6). DT: Gastón Coyette.

Mitre (Sgo) (1): Bonnin (4); Martínez Montagnoli (5), Moises (4) y Zamponi (4); Narese (5), Alesandroni (5), Sayavedra (5) y Corda (5); Arnaldo González (5); Cerica (4) y Palacios Alvarenga (5). DT: Darío Ortíz.

Goles: en el primer tiempo, 24′ Cadenazzi; en el segundo tiempo; 2′ y 21′ Cadenazzi, 34′ Alvarenga, de penal.
Cambios: en el segundo tiempo, 9′ José Torres (5) por Cerica e Israel Roldán (5) por Moises, 16′ Gonzalo Díaz por Sayavedra, 24′ Leandro Ramírez por Cadenazzi, 28′ Donato por A. González, 38′ Rivolta por S. González y Manazza por Navarro y 48′ Joaquín Méndez por Valiente.
Incidencias: en el segundo tiempo, 47′ expulsado Palacios Alvarenga.
Cancha: José María Minella (buena).
Arbitro: Lucas Comesaña (6).