La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Cultura 20 de mayo de 2020

El pasatiempo de la compositora marplatense Calenna Garba

Cómo aprovecha la cuarentena, desde su departamento, mientras no deja de componer.

“Nunca hago música nada más, porque si hiciera música nada más, la gente entraría al teatro, se sentaría, entrarían los músicos, luego yo, tocaría, agradecería y me iría. Pero eso no sucede”. Por el contrario, la compositora y pianista Calenna Garba, a quien pertenece la frase inicial, se encarga de contar quién es antes de que arranquen sus conciertos. Y cuál es la historia de la música que compone y que define como cargada con una fuerte impronta visual.

De la mano de esa necesidad de comunicación con su público, nació su programa de radio que realiza desde su canal de YouTube, en su departamento céntrico.

En él, está enfocada en realizar podcast con entrevistas a artistas marplatenses, a personalidades de la ciudad y no se olvida de los escritores, de la literatura, de difundir su música y de hablar a favor de la diversidad sexual, el tema que siempre la convoca.

“Es algo más que música lo que hago en el escenario, entiendo que la música es un elemento que no necesita de otro elemento, pero en una presentación en un teatro los artistas tenemos que agotar todas las instancias de comunicación posibles”, expresa a LA CAPITAL.

Y, en ese sentido, se manifestó a favor de comunicar la simpleza, la humanidad y el ejemplo de la música que aporta su grano de arena a favor de un mundo diverso y amplio. “Con siete notas componemos una música diversa, vivimos tiempos de inclusión social muy buenos”, entiende, en relación a la ampliación de derechos que alcanzó la comunidad LGTTB (Lesbianas, Gay, Travestis, Transexuales y Bisexuales).

“Mi militancia por la diversidad sexual era algo lógico, si se quiere, iba a suceder así –cuenta-. Es fuerte que te digan que superé la expectativa de vida de mi generación”. Lo dice en relación a su condición de artista perteneciente a la comunidad transgénero.

Convencida de que la comunicación abre perspectivas y extiende las posibilidades de conocer otras realidades, Calenna se declara curiosa de la pregunta. “Existen muchas respuestas para una misma pregunta”, dice, al tiempo que también afirma ser respetuosa de la escucha. “Me gusta conocer lo que piensa el otro, la otra, hablar poco y escuchar”.

Esos elementos pone en marcha en la radio -ahora y hace diez años, cuando tuvo su programa de radio en una FM convencional- y en su propio trabajo compositivo, en el que esgrime una enorme libertad creativa.

Definida como “música cinematográfica instrumental”, las creaciones de Garba están pensadas para ser ejecutadas por “grandes orquestas”, experiencias en las que pueden apreciarse todos los recursos que pone a disposición de los oyentes. “Tengo una impronta clásica pero también tengo influencias del rock, del pop, del folklore, es muy amplio”, apunta.

Y se reconoce como devota de la noche para indagar en la creatividad. Ese es el tiempo elegido para subir sus contenidos en su canal de YouTube y para componer.

“Digo que se compone de noche, no es que haga un edicto, pero pienso como decía Goya, que los colores se ven más hermosos a la luz de las velas”, detalla y dice estar usando este momento de cuarentena para preparar nueva música y para ampliar sus horizontes comunicacionales a través de su proyecto radial, en el que no deja de expresar sus pensamientos.

Cabe señalar que en abril del año pasado, la compositora realizó una gira por Estados Unidos, oportunidad en la que llevó su música. A los conciertos, sumó reuniones con diversas entidades que trabajan por los derechos humanos.

Estuvo en el consulado Argentino en New York, que se convirtió en la sede de un concierto en el que Calenna estuvo acompañada por una camerata integrada por músicos profesionales, neoyorquinos y pertenecientes a distintas orquestas LGTB de Manhattan.

En ese viaje, la compositora marplatense fue invitada por el Human Right Officer y por su titular, Fabrice Houdart, a recorrer las instalaciones de la sede central que la organización tiene en ese país.