La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 10 de marzo de 2019

Esta vez reemplazó al 9 con juego

Por Vito Amalfitano

Aldosivi recuperó al 9 para este partido. Independiente lo jugó sin referencia de área. Pero el equipo de Avellaneda logró imponer la fuerza del juego. Esta vez logró hacer prevalecer el control de la pelota por sobre cierta falta de verticalidad y profundidad. Así se impuso por 2 a 0 y se quedó con la victoria en el Libertadores de América en el marco de la vigésimo segunda fecha de la Superliga del fútbol argentino.

Desde que Independiente dejó ir a Emanuel Gigliotti, quien aun está en el podio de los delanteros de este campeonato y ya no juega desde el año pasado, sufrió mucho la ausencia de esa referencia. Se trata más de una decisión del entrenador, quien aun con Silvio Romero, no de las mismas características, se define muchas veces por entrar a la cancha con otro formato, y sin aquella referencia.

Esta vez le salió bien. El que no tuvo 9, Independiente llegó por decantación, con toque, con cierto talento colectivo, sobre todo con la administración de Pablo Pérez y en menor medida de Nicolás Domingo y las proyecciones de Sánchez Miño en el primer tiempo.

Aldosivi, en cambio, jugó con un 9 que volvió, Cristian Chavez. Y después hasta puso a Stracqualursi, pero nunca ni a uno ni a los dos les llegó la pelota limpia. Porque el juego lo dominó Independiente, aun con intermitencias, aun sin definirlo rápido en las réplicas que se le presentaron en el complemento.

La Caldera del Diablo, aun cuando no está llena (como en esta oportunidad, con muchos claros) suele entrar en ebullución cuando la gente de Independiente se pone nerviosa. Eso ocurrió durante 44 minutos del primer tiempo, y en menor medida en los otros primeros 44 del complemento. Primero porque no lo definía. Después porque no lo liquidaba. A veces se reniega de la identidad por la necesidad y hay amnesia de “paladar negro”. El técnico Ariel Holan sostiene la idea, intenta aferrarse a la tradición, pero a veces la referencia de área es la última puntada que se necesita tras hilvanar el juego. En esta oportunidad no fue requisito. Aldosivi no opuso la resistencia suficiente. Y la paciencia y la precisión para llegar a a partir del toque le alcanzó a Independiente para llegar al gol sobre el cierre de la primera etapa.

En fútbol no hay verdades absolutas. El que tuvo 9, no le “alcanzó” la pelota. El que no tuvo 9 llegó a la posición del 9 de pase a pase (como en el gol de Menéndez) y así se quedó con todo.