CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 15 de agosto de 2020

Independiente-Deportivo Norte: la historia del clásico moderno

Convivieron en armonía muchos años a pocos metros de distancia. Se cruzaron oficialmente desde 1968, pero hasta fines de la década del '90 fue un partido más. La rivalidad se intensificó con el cambio de milenio, cuando las disputas en inferiores se trasladaron a la Primera. El historial, los goleadores y los partidos más recordados.

Independiente y Norte jugarán su clásico, pero sin el calor de sus hinchas.

Actualizada 26/09/2021

Por Juan Miguel Alvarez

San Lorenzo-Kimberley se apagó de la noche a la mañana. Aldosivi-Alvarado no volvió a jugarse desde 1997. Quilmes-Independiente quedó todavía más lejos en el recuerdo. Al fútbol marplatense ya no le quedaban clásicos. Hasta que, en los últimos años, surgió un duelo que sobresalió del resto: Deportivo Norte – Independiente. Mucho menos convocante que los de antes, está claro, pero que se disputa con la misma pasión y le pone algo de entusiasmo a una liga local necesitada de emociones.

Con sedes separadas por siete cuadras de distancia, estos clubes convivieron en armonía durante muchos años. Independiente, habitual protagonista de la Liga Marplatense desde su fundación en 1921, incluso se nutrió con jugadores de la institución vecina, que por muchos años disputó solamente torneos barriales.

Deportivo Norte, que nació en 1937, recién en 1956 se afilió a la LMF, con la creación de una tercera divisional, la Segunda de Ascenso, la que ganó en su primer año de competencia. Permaneció durante una década en la “B” y en 1967 subió a la categoría de elite, donde lo esperaba Independiente.

“Inaugurando un clásico”, tituló LA CAPITAL en las apostillas de aquel primer choque entre sí, jugado el 12 de mayo de 1968. El artículo del diario explicaba que el desaparecido Sportivo Norte -que dio lugar al nacimiento de Huracán- no tenía nada que ver con el club de Guido y Necochea y se preguntaba por qué equipo habrán volcado su simpatía hombres como “el Tano” Tacchini o “el Flaco” Ferrier, entre tantos otros con fuerte vínculo con ambas instituciones.

Ese duelo inicial, que ganó Independiente 2-0 en la cancha de Once Unidos, ya se jugó “con el cuchillo entre los dientes”. Rubén Montero -el mismo que un año antes había anulado a Pelé en un partido entre la Selección de Mar del Plata y Santos- le hizo una falta tras otra a Carlos Miori, quien tuvo que cambiar de banda para evitar los golpes. Mientras que Oscar Tornatore y Héctor Pintos discutieron más de una vez de forma acalorada, de acuerdo al comentario del diario.

sintesisprimero

La recaudación fue de 76.400 pesos argentinos de la época, menor a la de Alvarado -Aldosivi ($98.250), que todavía no era clásico y se jugó el mismo día. Ambos estuvieron lejos del partido con mayor convocatoria de la fecha: San Lorenzo -Talleres ($364.250).

Sin embargo, Norte e Independiente traían una larga historia previa, con más puntos de contacto que de oposición. “Mire que el clásico nuestro, era Quilmes, eh…”, aclaró Néstor Villar, quien en 1970 metió tres tantos del “rojo” en un emotivo 4-4 ante los de La Perla.

Del otro lado tampoco le ponían ese mote: “nuestro principal rival era Once Unidos”, explicó Miori, símbolo del “aurinegro”, autor de dos tantos en el mismo partido.

Dibujo del primer gol de Vrba en 1968.

Dibujo del primer gol de Vrba en 1968.

En 1971, Independiente le propinó a su rival la mayor goleada en duelos entre sí: un 5-0 por el Torneo Competencia. Fue, quizá, el primer indicio de un año triste para Norte, que regresó a la “B”. En esa categoría jugaron los clubes vecinos desde 1978 a 1986, menos en 1982, cuando el “rojo” volvió fugazmente a Primera.

La paridad la sufrieron ambos en el cuadrangular por el segundo ascenso de 1984: empataron los dos partidos y subió Los Andes.

Por esos años, la relación amistosa perduraba. A la inversa que tiempo atrás, ahora Norte se nutrió de jugadores de Independiente, pero en este caso en las divisiones inferiores. El conjunto de Nueva Pompeya tenía planteles muy numerosos, algunos chicos jugaban poco y, por eso, el entrenador Atilio González se llevó a varios de ellos -en general, los que tenían menos condiciones-, cuando cruzó de vereda.

Así como Independiente tuvo sus años de esplendor, Norte también vivió su época dorada (más corta que la del vecino), que se inició con el ascenso de 1986. Luego fue bicampeón en Primera División (1987 y 1988) y llegó a cuartos de final en el Torneo Regional 88/89 que otorgaba una plaza en el Nacional B: perdió por penales en el famoso cruce con Nueva Chicago. Mientras tanto, Independiente permaneció en la “B” hasta finales de la década.

Verdinelli hizo 5 goles en los duelos.

Verdinelli hizo 5 goles en los choques.

El reencuentro de 1990 fue con la misma tónica que antes: sus choques eran considerados como un partido más. Tal es así que apenas 32 espectadores observaron la notable producción goleadora del balcarceño Víctor Hugo Arce, quien marcó cuatro tantos en el triunfo de Norte 5-1 ese año. Después, los encuentros fueron cerrados, con poco para destacar: escaso público (nunca más de un centenar de personas) y pocos goles.

Los chicos prendieron la mecha

La rivalidad no se intensificó por una cuestión territorial, ni por los duelos de Primera División, como se puede creer. Fue por las disputas en las divisiones inferiores.

Paradójicamente, el verdadero clásico nació cuando Norte se fue físicamente del barrio La Perla: le remataron la sede tradicional a mitad de los ’90 como consecuencia de la crisis económica, tras una estafa sufrida con la rifa “La Bataraza”.

El enfrentamiento empezó en la categoría 1982. Algunos creen que el origen fue en un torneo Nacional de Independiente, a mitad de los ’90. Deportivo Norte hospedaba a la delegación de Juventud Antoniana de Salta, que en octavos de final cayó con el local. “Los ‘bombearon’ a ellos y en la instancia siguiente hicieron lo mismo con nosotros”, deslizó César Clark, referente de la categoría ’82 del “aurinegro”.

Lo cierto es que los dos equipos tenían buenos jugadores, algunos de carácter fuerte. En Independiente jugaba Facundo Oreja, quien luego hizo una carrera profesional.

Oreja y Masson, en un 0-0 de 2000 en Nación

Oreja y Masson, en un 0-0 de 2000.

“El Turco” Clark, cada vez que puede, le recuerda a Oreja -con quien tiene una buena relación- el 1 a 0 en favor de Norte en un encuentro definitorio de Sexta División. Por esos años, también “fue suspendido un partido de la categoría por una batalla campal que se armó”, rememoró Pablo Sánchez, otro jugador ’82 del “rojo”.

Pero la cosa no terminaba en el verde césped. Los Norte-Independiente seguían en la playa de La Perla, a donde iban integrantes de los dos equipos. “Había de todo menos fútbol”, coinciden los protagonistas de esos “picados” en la arena. Y a la noche la solían continuar, en otros términos, en los boliches Gap o Chocolate.

Los partidos entre estos equipos también se “picaron” en la categoría 1985. Y por momentos, la rivalidad cruzó los límites, como un episodio ocurrido a la salida de la escuela EDEM N°2.

El clásico quedó encendido

La competencia entre estos clubes se trasladó a las otras categorías menores. Y todos esos chicos, cuando llegaron a Primera División, le pusieron un tinte especial a los Independiente-Norte. Con el cambio de milenio, ese duelo barrial, de clubes cercanos, pasó a ser el clásico más atractivo de la actualidad.

Al principio la convocatoria creció de forma imperceptible. Y en la cancha los protagonistas ofrecieron lindos espectáculos. El partido de 2003 terminó 3-3 y tuvo voltaje ascendente: con dos goles en tiempo de descuento, de Juan Nuccetelli para Norte y Gerónimo Pérez para Independiente. Un año después, en un encuentro con incidentes en las tribunas, festejó el equipo de La Perla gracias a un zurdazo bárbaro de Nicolás Fernández que decretó el 2-1 a los 48′ del segundo tiempo. En 2008, Independiente revirtió un 1-2 y se impuso 3-2 con gol de Lucas Seres cerca del epílogo. El choque de 2009 en cancha de San Lorenzo terminó con escándalo: intercambio de golpes de los planteles en zona de vestuarios.

Telechea marcó un gol para el 2-1 de Norte en 2003, en Cadetes.

Telechea marcó un gol para el 2-1 de Norte en 2003, en Cadetes.

Ya en la última década, consolidado como clásico, no hubo otro partido en la LMF con tanto público. Con recibimientos estruendosos y colorido afuera de la cancha, y con mucho nervio adentro. Encima, se midieron tres veces en instancias eliminatorias: en 2011 ganó el “rojo” (octavos del Apertura) y en 2013 (cuartos Apertura) y 2018 (play-offs de reclasificación) celebró el “aurinegro”.

Independiente-Norte tomó un espacio que había quedado vacío y hoy se puede jactar de ser el clásico moderno en la Liga Marplatense. Al menos, es el único que enciende una pasión particular.

Vrba, autor del primer gol y máximo anotador

Alfredo Vrba quedará en la historia como el autor del primer gol en un Independiente-Norte. En el partido inaugural del 12 de mayo de 1968, el delantero captó el rebote en el palo tras un remate de Boix y, de cabeza, superó a Feuillet.

Como si fuera poco, con seis goles encabeza la lista de máximos anotadores en este duelo: hizo otro al siguiente partido, en 1969, dos en el Torneo Competencia 1971, uno en la Liga de ese mismo año y el restante en la “B” en 1979. Todos para el “rojo”, claro.

Alfredo Vrba.

Alfredo Vrba, máximo anotador del duelo.

“Tengo los mejores recuerdos de Independiente. Me llevó mi tío, Juan José Karaba, y con 18 años debuté en Primera. En los ’70 teníamos grandes futbolistas, nadie quería jugar contra nosotros”, deslizó Vrba, desde Palma de Mallorca, lugar donde reside.

Néstor Verdinelli (Deportivo Norte) y José Manfredi (Independiente), marcaron cinco veces. Casi todos los del goleador “aurinegro” fueron para ganar partidos: marcó en los triunfos 1-0 de 1991 y 1996 y lo hizo por duplicado en el 2-0 de 1984 (el restante fue en un 2-2, también en 1984). Manfredi marcó dos en el 5-2 de 1978 y tres en el 4-2 de 1979. Víctor Hugo Arce hizo cuatro para Deportivo Norte en un partido: 5-1 de 1990. También sumó cuatro Néstor Villar, en este caso para el “rojo”.

Con las dos camisetas

Dante Esteban Albornoz y Lucas Seres marcaron goles para los dos equipos en los duelos Norte-Independiente. “Cacho” debutó en Independiente, pero dejó su huella marcada en Norte, con el que ascendió y fue campeón en la “A”. Para el “rojo” marcó en 1984 y luego cumplió la “ley del ex” en 1985 y 1986. “Pipa” hizo un gol para Norte en 2000 y otro para Independiente en 2008.

Otros jugadores emblemáticos que vistieron las dos camisetas fueron “el Turco” Elías Derbilli (ascendió con Independiente 1981 y con Norte en 1986) y Francisco Rolando “Cato” Cortadi (apareció en Independiente en 1984 y cuatro años después logró el bicampeonato con Norte). También jugaron en ambos Jorge Dacosta, Darío “Fito” Campagna, Fabián Ortega, Pablo Galitiello y Gustavo Zalazar (ex árbitro).

"El Turco" Elías Derbilli.

Derbilli ascendió con los dos equipos.

Desde que el duelo es considerado clásico, muy pocos futbolistas estuvieron en los dos clubes. El caso más llamativo es el de Leonardo Rodríguez, quien jugó el Apertura 2004 para Independiente y el Clausura del mismo año para Norte. El mencionado Seres y Cristian D’ Addato son otros que pasaron por los dos equipos en esta última etapa.

Ventaja leve de Independiente

El historial entre Independiente y Deportivo Norte tuvo una notable paridad antes y después de ser considerado clásico. En los 53 partidos, el conjunto de la calle San Juan domina por apenas dos triunfos de ventaja, 19-17, con 18 empates.

Independiente, que tenía planteles más poderosos, sacó mínima diferencia en los primeros años (68-71), con dos victorias sobre una del rival (predominaron las igualdades). De 1978 a 1986, todos los choques fueron en la “B”, con saldo positivo para Independiente 10-6.

En la década del ’90, Norte ganó un partido más que el “rojo” (3-2). Y en los últimos veinte años, ya con el clásico establecido, también fue mínima la diferencia que hizo el “aurinegro”, con siete triunfos ante seis del rival.

Norte ganó el cruce de 2013.

Norte avanzó en el duelo de 2013.

Más allá de estar abajo en el historial general, Norte domina en los duelos de Primera División (11-9) y también ganó más cruces eliminatorios (2-1). Además, mantuvo la serie invicta más extensa, desde 1993 a 2006, etapa en la que jugaron nueve partidos, con cuatro triunfos de Norte y cinco empates. Claro que Independiente hilvanó la mejor racha de triunfos en fila (4) entre 1978 y 1980.

Llamativamente, el “rojo” tuvo una superioridad abrumadora en cancha de Once Unidos, donde Norte hizo mucho tiempo de local: ganó siete veces, empataron dos y el “aurinegro” rompió el maleficio recién en el último choque que jugaron allí, en 1983.

Independiente ganó el cruce de 2011.

Independiente ganó el cruce de 2011.

Diez veces se midieron también en el estadio General San Martín, donde predominó Norte, con seis victorias y dos derrotas (los dos restantes fueron empates). En Independiente jugaron 17 veces, tres en la cancha “vieja” que estaba sobre Ruta 2 y catorce en la actual de Alto Camet: en total hubo cinco triunfos del visitante, cuatro del local y ocho empates. También se enfrentaron en Nación (6 veces), Norte (3), River (2), Kimberley (2), San José (1), General Mitre (1), Cadetes (1) y San Lorenzo (1).

partidosactualizado

Más “Historias de nuestro fútbol”
Aldosivi – Alvarado, precuela de una saga que espera por nuevos capítulos
La primera pelota, un arquero-árbitro y solteros contra casados: el origen del fútbol en Mar del Plata.
Stringa, el defensor que llegó desde Alvarado y terminó siendo figura en el arco de Aldosivi
* La “Selección” de Mar del Plata de todos los tiempos.
Las dosis de calidad de Selección que se inyectó Mar del Plata (1952-1984)
* Las dosis de calidad de Selección que se inyectó Mar del Plata (1985-2020)
Los goleadores marplatenses del milenio
La cantera: secretos, recuerdos y estadísticas de una de las canchas más particulares del país