La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 6 de julio de 2020

Tras un día de furia, sigue el paro de colectivos en Mar del Plata

La interna de la UTA impide que se reanude el servicio. Hubo un violento enfrentamiento entre las facciones. La empresa ofreció saldar parte de la deuda, pero los representantes de ambas facciones sindicales no llegaron a un acuerdo. Versiones cruzadas y un transporte de pasajeros que no se restablece.

El conflicto en torno al transporte público de pasajeros en Mar del Plata y Batán suma capítulos minuto a minuto. Sin servicio de colectivos desde hace cuatro días y tras una tensa jornada que incluyó tiros y heridos, empresarios y referentes de las dos facciones de la UTA no pudieron destrabar el paro que afecta a los usuarios marplatenses.

Con versiones cruzadas entre los representantes de la cúpula sindical y aquellos que forman parte de la agrupación opositora “Juan Manuel Palacios”, el conflicto ahora se centraría en la firma de un acta que homologue el acuerdo arribado con los empresarios.

Según pudo saber LA CAPITAL, mientras desde la UTA advierten que la continuidad del conflicto se debe a que la facción disidente no acepta que los representantes sindicales figuren en la resolución, desde el sector contrario aseguran que esto “no es así” y que el acuerdo no se concreta por decisión de los dirigentes que responden al secretario general nacional, Roberto Fernández.

Lo cierto es que Mar del Plata transita hoy su tercer día consecutivo sin transporte público de colectivos y cumple las dos semanas sin servicio nocturno

El jueves  se desarrolló un encuentro entre Juan Inza (que tiene a su cargo las empresas Peralta Ramos, 12 de Octubre, El Libertador, 25 de Mayo), Adrián Giménez (representante de la UTA) y Maximiliano Escriba (chófer perteneciente a la agrupación opositora “Juan Manuel Palacio”). El objetivo era llegar a un acuerdo que permita la vuelta de los micros en la calle.

Al parecer, el empresario ofreció el pago de los haberes correspondientes al mes de junio en aras de reanudar el servicio que, desde el sábado, se encuentra interrumpido en la ciudad por una interna gremial. Sin embargo no se llegó e un acuerdo y el servicio no se reanudó.

UTA70
El conflicto

El servicio de transporte se interrumpió el sábado cuando choferes pertenecientes a la facción opositora manifestaron su disconformidad con la cúpula local bloqueando la salida de los colectivos del predio ubicado en Constitución 10.250.

La protesta obedeció al rechazo a la decisión sindical de poner en pausa el paro por tiempo indeterminado que se había iniciado el miércoles por la falta de pago de haberes y ajustes salariales pendientes. El mismo se levantó el viernes a las 6 por un “principio de acuerdo” con el Gobierno nacional que contenía la promesa de una nueva reunión este lunes para buscar una resolución a los pedidos.

Pero además los choferes “opositores” decidieron sumar otros reclamos que apuntaban a la representación gremial. “No nos representan” y “nos abandonan en medio de la crisis” fueron algunas de las recriminaciones que parte de la planta de trabajadores de la ciudad le achacaron a los dirigentes a cargo del sindicato en Mar del Plata, Adrián Giménez y Sergio Medina, entre otros.

Dos semanas

El conflicto en torno al transporte público local tiene a Mar del Plata con un servicio irregular desde hace dos semanas. El 22 de junio, y a raíz de la decisión de empresarios marplatenses de suspender a cerca del 30% de los trabajadores ante la caída de la recaudación durante la cuarentena, la totalidad del sindicato mantiene una medida de fuerza que tiene a los usuarios sin servicio de 22 a 6.

Además, y ante un conflicto nacional por la falta de acceso a los ATP -el pago del sueldo del 50% a los trabajadores- y del cumplimiento de ajustes salariales pendientes desde 2019, el servicio estuvo interrumpido en varias localidades del interior del país -incluidas Mar del Plata y Batán- el pasado miércoles y jueves. De todas maneras, ese paro se levantó el jueves a última ahora -con promesa de volver a debatir la situación hoy-.

En Mar del Plata el servicio recién se reanudó a las 6 del viernes, por la retención de tareas vigente a nivel local, pero volvió a interrumpirse de manera total el sábado, por la disputa interna que se mantiene en la UTA.

El municipio

Desde el Municipio aseguraron a LA CAPITAL que, previo a la protesta de este sábado, las autoridades ya venían haciendo gestiones para destrabar el conflicto que afectaba el servicio nocturno. Sin embargo, aseguraron que lo que sucedía en las últimas horas no daba lugar a la intervención del Ejecutivo local. “Esto que sucedió en las últimas horas es parte de una interna sindical y, a partir de una denuncia penal que se realizó, está en manos de la fiscalía”, indicaron.

En el medio, los marplatenses

La falta de transporte público de pasajeros provoca serios inconvenientes entre los usuarios marplatenses, que en el marco de la pandemia por el coronavirus y un invierno con temperaturas cada vez más bajas, deben recurrir al pago de taxis y remises, modalidades que implican un gasto mayor. Aquellos que no pueden pagarlos, en tanto, se ven obligados a caminar o suspender sus actividades.

A su vez, la protesta se da en el marco del debate por el aumento del boleto de colectivos en la ciudad. El 21 de mayo los empresarios presentaron ante el Concejo Deliberante el pedido de llevar la tarifa plana de los actuales $25 a $41,12. El argumento fue la abrupta baja en la recaudación del servicio desde declarada la pandemia.

Exactamente un mes después, presentaron un nuevo pedido de suba, en esta oportunidad pedían que la tarifa plana escalara a $45. El pedido, sin embargo, todavía no salió de la comisión de Transporte del Concejo.

WhatsApp Image 2020-07-06 at 12.21.33

Violento enfrentamiento y puja por la conducción

La feroz interna que mantienen los integrantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) tuvo en la madrugada de hoy uno de los puntos más altos: un violento enfrentamiento dejó como saldo a cuatro heridos

Cuando todavía no había salido el sol, integrantes de la agrupación Juan Manuel Palacios, facción opositora a la conducción del Sindicato, mantenían el bloqueo en el acceso a la cabecera de la empresa 25 de Mayo, en Avenida Constitución 10.250, de donde salen la mayoría de las unidades que circulan en Mar del Plata.

Según denunciaron algunos choferes en el lugar, un grupo ingresó al predio y los atacaron a golpes y efectuaron disparos con armas de fuego, con un saldo de cuatro heridos, entre ellos uno de los choferes con un disparo en la zona abdominal, a otro una bala le rozó la oreja y a otro le ingresó el proyectil a la altura del gemelo.

La situación quedó registrada en fotos y videos que ayer se difundieron en diferentes medios de comunicación.

En diálogo con LA CAPITAL en el lugar de los hechos, Juan Cruz Mastromarino, chofer de la agrupación opositora Juan Manuel Palacios detalló lo sucedido y apuntó a una de las autoridades de la UTA.

“Todo pasó tipo seis de la mañana, cuando vino el secretario general, que no tiene en realidad ese cargo, Adrián Giménez, diciéndonos que nos teníamos que ir porque nos iba a ir mal. Nosotros le dijimos que estamos pasando hambre, que tenemos familias que no están comiendo, que toman choferes en negro y en momentos de crisis los dejan a la deriva. Ahí, nos empezó a amenazar, se retiró y volvió con un palo y otros matones que nos empezaron a atacar”, señaló el chofer.

En este sentido, Mastromarino aseguró que el reclamo ya no solo pertenece al orden de lo económico, sino también gremial. “Ahora queremos también la claudicación de Roberto Fernández (representante de la UTA a nivel nacional) y Giménez, porque ahora no solo nos dejan solos, sino que también nos atacan”, indicó.

Lucha de poder

El enfrentamiento  fue en realidad el telón de fondo de una escena en la que hay un enfrentamiento por la conducción del gremio. La puja se desarrolla a nivel nacional y tiene su correlato en Mar del Plata.

La agrupación Juan Manuel Palacios cuenta con el respaldo del Sindicato de Camioneros. De hecho, Pablo Moyano se expresó en un video brindando su apoyo al grupo que mantenía el bloqueo.

Esta facción disidente asegura no sentirse representada por el oficialismo y lo acusa de impulsar medidas de fuerza “sólo para aumentar el boleto” (es decir, en favor de la postura empresarial) y poco hacían en relación a la situación de los 120 trabajadores que no cobran sueldos desde hace tres meses por la suspensión de los transportes interurbano desde el 20 de marzo. Las múltiples denuncias y comunicados que trascendieron en los últimos días también incluían la denuncia de contrataciones no registradas.