La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 27 de marzo de 2020

En plena cuarentena, largas filas y hasta cuatro horas de demora para cobrar jubilaciones y asignaciones

La imagen se repite frente a distintas sucursales bancarias de la ciudad. En algunos casos las colas superan los 200 metros.

En el séptimo día de cuarentena obligatoria, el inicio -adelantado por Anses- del cronograma de pago de jubilaciones y asignaciones familiares llevó a que en varias sucursales bancarias de la ciudad registren esta mañana largas filas e importantes demoras para retirar dinero de los cajeros.

Desde hace varios días las sucursales bancarias dejaron de atender al público, en el marco de las medidas dispuestas para descomprimir las concentraciones de vecinos en la vía pública y mitigar la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, las veredas de buena parte de los bancos de la ciudad amanecieron hoy llenas de personas que realizan extensas filas para poder cobrar sus haberes, en muchos casos sin respetar la distancia recomendada entre uno y otro.

Días atrás, Anses comunicó que ante la cuarentena se decidió adelantar para este viernes el pago de los haberes. Asimismo, se abona el bono extraordinario para jubilados, pensionados y titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de la asignación por embarazo.

La fecha de pago adelantada también alcanza a quienes cobran jubilaciones y pensiones mayores a $17.859 y sus números de DNI finalizan en 4, 5, 6, 7, 8 y 9. En esos casos, en lugar de cobrar el 30 y 31 de marzo, como estaba estipulado originalmente, lo hacen desde este viernes 27 de marzo.

La cantidad de jubilados y titulares de asignaciones familiares que se acercaron en forma masiva a los cajeros automáticos generó largas filas en varias sucursales bancarias de Mar del Plata, en medio de las restricciones dispuestas para no salir de casa.

En algunos casos, según contaron vecinos a LA CAPITAL, las colas para llegar al cajero registran demoras de hasta cuatro horas.